ÓPTICA MONSERRAT más de 30 años a su servicio
ÓPTICA MONSERRATmás de 30 años a su servicio

Promociones y Noticias

¡¡¡ PROMOCIÓN DICIEMBRE !!!

Esta Navidad regala una gafa de marca

Nosotros te regalamos los cristales.

Noticia

Arco Senil (Gerontoxon)

Es la opacidad corneal periférica más frecuente. Está directamente asociado a la edad. Aparece en el 60% de las personas entre los 40 y 60 años y en casi todas las personas mayores de 80 años.

Es un depósito lipídico bilateral, de alrededor de 1 mm de ancho, que produce opacidad en el borde de la córnea.

Carece de síntomas y no requiere tratamiento si solo está asociado a la edad. En personas jóvenes debe ser evaluado para detectar enfermedades cardiovasculares.

 

Noticia

Hemorragia Subconjuntival  (Hiposfagma)

Normalmente NO se asocia a una enfermedad subyacente y raramente tiene una causa identificable. En ocasiones se debe a un aumento de la presión venosa, como sucede al toser o vomitar.

Rara vez se debe a hipertensión arterial mal controlada, diabetes Mellitus, trastornos hematológicos o traumatismos.

NO es necesario ningún tratamiento, ya que normalmente se resuelve espontáneamente en 7-12 días.

Cuidados generales: tratamiento de la hipertensión mal controlada, así como de las discrasias sanguíneas o los trastornos de la coagulación.

 

Noticia

 

 

Lentes de contacto multifocales blandas para controlar el avance de la miopía en niños.

Según estudios realizados, se ha demostrado que ralentizan hasta un 43% la progresión de la miopía, comparativamente hablando con sujetos que usan gafas o lentillas monofocales.

El concepto en el que se basan se llama desenfoque periférico: es decir, al poner la corrección de miopía en unas gafas o en una lente de contacto, si la refracción está perfecta, las imágenes que ve el sujeto miope quedan perfectamente enfocadas en la retina central pero sin embargo aparecerán desenfocadas en la retina periférica (en esa zona se induce una hipermetropía). Los ojos de los miopes en progresión detectan este desenfoque de la retina periférica como un estímulo para aumentar la longitud del ojo para poder conseguir una imagen nítida en esa zona, favoreciendo de ese modo el aumento de la miopía.

Para compensar este efecto las lentillas multifocales consiguen que la zona periférica quede hipocorregida de miopía para así poder compensar la hipermetropía inducida en esa zona si se pusiese una lente de una única graduación.

Son lentes blandas desechables diarias con un seño concéntrico de enfoque doble, el cual ha demostrado su capacidad para conseguir una reducción del 50% en el alargamiento axial en dos periodos de 10 meses.

El uso de lentes de contacto puede resultar difícil para los niños, por lo que deberá evaluarse detenidamente la capacidad de cada niño para mantener la higiene adecuada y las recomendaciones de uso.

Noticia

Ortoqueratología para controlar la miopía

La ortoqueratología (orto-k) es una técnica mediante la cual se usan lentes de contacto permeables al gas especialmente diseñados durante las horas de sueño, que corrigen temporalmente la miopía, de manera que no es necesario usar gafas ni lentes de contacto durante las horas de vigilia.

Algunos oftalmólogos utilizan los lentes orto-k  para controlar la progresión de la miopía en niños. La evidencia sugiere que los niños miopes que se han sometido a la ortoqueratología durante varios años llegan a la edad adulta con menos miopía en comparación con niños que llevan solo gafas durante los años de progresión de la miopía.

Numerosos estudios han evaluado el efecto de los lentes orto-k en el alargamiento del globo ocular en niños, que es un factor asociado con la progresión de la miopía.

En dichos estudios, los niños que usaron los lentes orto-k tuvieron un aumento más lento de la longitud axial de sus ojos en un 43 %, en comparación con los niños que usaron gafas. Además, los niños de menor edad tuvieron una mayor reducción de la progresión de la miopía que los niños de mayor edad.

Otros ensayos han comparado el uso de lentes de contacto orto-k frente a las gotas de atropina para el control de la miopía en niños de entre 7 a 17 años, concluyendo que ambos tratamientos producían un resultado similar.

 

Noticia

Dosis baja de atropina para controlar la miopía

La atropina es una sustancia natural que se encuentra en algunas plantas venenosas. Se refina y concentra para uso médico. Tiene varios usos en el cuidado de los ojos, como la dilatación de la pupila y el tratamiento del ojo perezoso. La efectividad de una dosis baja (0,01 por ciento de concentración) para tratamiento de la miopía infantil se descubrió prácticamente por accidente por parte de investigadores de Singapur que estudiaban los efectos secundarios de dosis más altas. Un grupo de control que recibió dosis muy bajas mostró menos progresión de la miopía.

Los estudios muestran que una dosis baja de atropina, administrada tópicamente al acostarse, puede retardar de forma significativa la progresión de la miopía en los niños, evitando la miopía severa.

Hasta hace poco, el único tratamiento para la miopía pediátrica eran las gafas, con frecuentes correcciones de prescripción a medida que la visión va empeorando. La miopía no es reversible y los niños que se tratan con dosis bajas de atropina siguen requiriendo gafas. Pero en la mayoría de los casos, su miopía no progresa tanto como lo hace en los niños que no han recibido este tratamiento.

La investigación muestra además que una vez que se suspende el tratamiento con atropina, la progresión de la miopía se acelera de nuevo. Por lo que es muy importante hacer un diagnóstico lo más temprano posible y utilizar constantemente la atropina durante los años de crecimiento del ojo.

Noticia

Prevenir la miopía con barras en los pupitres

Al aumentar el número de horas que un sistema visual está mirando de cerca y disminuir la distancia ojos-libro (o lo que sea que mire) aumenta la probabilidad de miopización.

Cuanto más cerca se mire más probabilidades hay de miopizarse y/o de desestructurar las funciones binoculares.

Actualmente el 41 % de los niños que asisten a la enseñanza primaria en China necesitan gafas, mientras que solo uno de cada tres británicos es miope.

El porcentaje de miopes aumenta según disminuye el número de horas que se está al aire libre y según aumenta el número de horas que se está mirando de cerca, por ejemplo, usando dispositivos móviles.

En algunas escuelas de educación primaria de la provincia de Hubei en China, han puesto unas barras en los pupitres de los estudiantes  para que no se acerquen demasiado a lo que lean  etc. y así tratan de evitar el aumento de la miopía infantil .

Son unas barras metálicas que se pueden acercar y alejar para que los niños puedan leer a su distancia correcta. Ren Weibing que asesora a los padres chinos sobre cómo evitar problemas con la vista de sus hijos dijo: “Cuando yo estaba en la escuela primaria en la década de los ’70 nadie usaba gafas. No teníamos televisores o computadoras y pasábamos nuestro tiempo jugando al aire libre. Hoy en día, los niños pasan una cantidad prolongada de tiempo mirando cosas a corta distancia.  Los padres no son conscientes de las graves consecuencias para la vista y sólo se preocupan por los buenos resultados de sus hijos en la escuela.”

Noticia

Miopía infantil: qué pueden hacer los padres para prevenirla

En los últimos años el incremento en su prevalencia y su aparición en edades cada vez más tempranas, han puesto en alerta a las autoridades sanitarias mundiales. La forma más común de miopía aparece en torno a los 6-8 años de edad. 

Diferentes factores que influyen su aparición. El componente genético es muy importante. Pero la vida moderna, con las horas que pasamos ante smartphones, ordenadores, tabletas y videojuegos ha añadido otra causa importante a la aparición y progresión de la miopía.

Se sabe que el tiempo que pasan nuestros hijos al aire libre tiene un efecto protector contra el desarrollo de la miopía y ayuda a reducir el riesgo de padecerla. La exposición a la luz del sol estimula la producción de dopamina por las células  de la retina, que controla el crecimiento del ojo. Si no hay suficiente exposición a la luz solar, se inhibe la producción del neurotransmisor y es más fácil que se desarrolle miopía.

Pasar una media de 3 horas en el exterior es un factor que protege de la aparición y desarrollo de la miopía. Cuanto más tiempo pasan los niños bajo luz artificial, más fácil es que desarrollen miopía. La progresión miópica es menor en verano que en invierno, cuando hay más horas de luz y actividad al aire libre.

Hace 20 años los niños y adolescentes jugaban en la calle, actualmente permanecen en casa, con aparatos que exigen un esfuerzo para cerca. Por eso, aunque haya otras terapias optométricas u oftalmológicas desarrolladas para prevenir la miopía, pasar más tiempo al aire libre es la primera opción que debemos aconsejar. Ahora que llega la primavera y los días son más largos, intentemos un cambio de costumbres.

 

Noticia

Cataratas

                A partir de los 60 años la mayoría de las personas presenta una pérdida de transparencia del cristalino (catarata). Los exámenes visuales periódicos son el mejor método para detectarlas precozmente.

                        Al inicio, las cataratas producen una sensación de deslumbramiento y dificultad para percibir el contraste y los colores, apreciando una tonalidad amarillenta. Se acompaña de una lenta y progresiva disminución de la visión que no mejora al cambiar de gafas.

                        No existen medicamentos para tratar las cataratas, solo cirugía. Para someterse a esta intervención se recomienda que la pérdida de agudeza visual no sea excesiva, lo que facilitará la recuperación.

                        La operación es rápida, sencilla, indolora y con escasos riesgos. Se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local y tiene una elevadísima tasa de éxitos.

 

 

Noticia

Salud visual, la primera asignatura obligatoria de la "vuelta al cole".

                        El 30% del fracaso escolar en nuestro país se debe a una mala salud visual y uno de cada cuatro niños tiene problemas de visión, como miopía, hipermetropía, astigmatismo y ambliopía. Acudir al establecimiento sanitario de óptica para revisar la vista antes de empezar el curso, cuando el ojo está más relajado, puede ayudar a prevenir problemas de aprendizaje.

                       Revisiones oculares que aconsejan los profesionales de la visión durante la infancia son:

-PRIMERA REVISIÓN A PARTIR DEL AÑO. Varía según los antecedentes familiares y signos que pueda presentar.
-PRIMER MES DE VIDA. Descartamos problemas oculares severos y malformaciones congénitas.

-SEIS MESES DE VIDA. Podemos diagnosticar con tiempo el estrabismo.

-DIECIOCHO MESES. Detectamos defectos refractivos, como los citados anteriormente. (Miopía, Hipermetropía, Astigmatismo y Ambliopía).

-A PARTIR DE LOS DOS AÑOS. Las revisiones podrán ser más completas ya que el niño colabora activamente en la exploración.

                        En cualquier caso existen diferentes síntomas o signos para que los padres puedan detectar, la existencia de un problema visual.

                        Desde manifestaciones típicas como, visión borrosa cansancio ocular o cefaleas o menos habituales como visión doble, enrojecimiento ocular, lagrimeo y presencia de tortícolis.   

 

Noticia

El 68% de los jóvenes sufre fatiga visual digital

                Los estudiantes universitarios no son conscientes de la necesidad de proteger su vista de los efectos de la luz de alta energía. El 50% usa el móvil para estudiar, mientras que un 18% usa la tableta y tan solo un 9% el libro electrónico. No obstante, el ordenador sigue siendo el más utilizado, en un 70% de los casos.

                        Las pantallas de LED de los nuevos dispositivos emiten 5 veces más luz de alta energía que las anteriores. Pasamos una media de 8,5 horas frente a pantallas, lo que hace que una alta exposición aumente el estrés ocular. Esto implica riesgos para la retina, como la degeneración macular, la causa de ceguera más importante del mundo desarrollado.

                        Todos estamos expuestos a la luz de alta energía, pero la protección es imprescindible para niños y jóvenes hasta 25 años, usuarios intensivos (más de tres horas al día) y mayores de 65 años.

Noticia

Un 70% de la sociedad ha sufrido alguna vez la aparición de una mosca flotante

                        Las moscas flotantes son pequeños grumos que aparecen con el paso del tiempo en el humor vítreo, una gelatina que rellena el interior del ojo.

                        El humor vítreo es un 99% de agua, pero también contiene otros componentes como sales, proteínas y un puñado de células que a veces pueden llegar a enturbiar la visión cuando se interponen con los rayos de luz. En ocasiones, algunas hebras de una proteína denominada colágeno acaban flotando en la zona central del vítreo. De ahí esa apariencia de moscas flotantes. A medida que cumplimos años, se incrementa la probabilidad de percibir las denominadas miodesopsias.             

Noticia

Unas gafas electrónicas ponen a trabajar el "ojo vago"

                        Es el trastorno de la visión más frecuente en niños: lo padece un 4% de los que tienen de cero a nueve años. La ambliopía es la mala visión en un ojo, "vago" o "perezoso", que no desarrolla su visión normal durante la primera infancia.

                        La técnica más frecuente para tratar esta patología se basa en hacer trabajar al ojo vago penalizando el ojo sano con un parche.

                        Ahora, unos investigadores del Instituto Glick Eye en la Universidad de Indiana (Estados Unidos) ha corroborado en 33 niños de tres a ocho años que unas gafas electrónicas arrojan iguales resultados que el parche. Las gafas, comercializadas como Amblyz, oscurecen por completo la lente que cubre el ojo vago cada 30 segundos, y fuerzan al ojo sano. 

                        Las gafas se comercializan por un precio aproximado de 450 dólares.

(+ info EL PAIS 17-11-2015)

Noticia

Los orzuelos. No los pierdas de vista.

                El orzuelo es como un grano rojo, pequeño y aislado en la parte interna o externa del párpado. Suele generarse por una infección en la raíz de la pestaña, debido a la penetración de bacterias (estafilococos)que viven en la piel. La blefaritis (inflamación del párpado) puede, a veces, derivar en orzuelo. Asimismo, los usuarios de lentes de contacto que no mantengan unas condiciones de higiene adecuadas, pueden sufrir este tipo de infección.

                Tratamiento: Aplicar compresas con agua templada durante 10 minutos, 3 o 4 veces al día, hasta que el orzuelo drene. Aplicar calor seco acelera el proceso. Si no drena, sería necesario aplicar una pomada antibiótica y antiinflamatoria, prescrita por el oftalmólogo.

                No olvides que...

- No debes frotar los ojos.

- No compartir toallas.

- No usar lentes de contacto durante el proceso.

- No reventarlo como si fuera una espinilla.

- No automedicarse.

- Usar productos específicos de venta en farmacias.

Contacto

ÓPTICA MONSERRAT
MANUEL SIMÓ 40
46018 VALENCIA

 

Teléfono / Fax: 963573546

 

Correo electrónico: opt.monserrat@gmail.com

 

O bien utilice nuestro formulario de contacto.

Visítenos en las redes sociales